Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Depreciación
  2. Amortización
  3. Activo

Vida útil de un activo - ¿Qué es la vida útil de un activo?

La vida útil de un activo es el tiempo en que un activo determinado está operativo para el funcionamiento de la empresa.

En Debitoor puedes controlar la vida útil de tus activos al depreciarlos. Comienza ahora y lleva tu contabilidad como un profesional.

Un activo fijo es un bien de la empresa que no está sometido al ciclo econonómico a corto plazo.

Oficinas, mobiliario, material informático, automóviles, etc., son ejemplos de activos fijos pensados para el funcionamiento de la empresa y no para conseguir, por tanto, una liquidez a corto plazo, como sería el caso de los activos circulantes.

Todo activo fijo tiene una vida útil, esto es, tiene fijado un tiempo en que pueden ser utilizados por la empresa. Este tiempo se define en número de años.

Cómo saber la vida útil de un activo

En contabilidad se suele hablar de vida útil estimada. Una empresa se basa en su experiencia previa (o la experiencia de otras empresas) para determinar la vida útil de un activo.

La Agencia Tributaria fija una vida útil estimada máxima en su tabla de amortizaciones sobre el Impuesto de Sociedades. No se trata, sin embargo, de una tabla exhaustiva: determinados activos deberán fijarse, según dicta la ley, por lo "correspondiente a su vida útil económica, considerando como tal el período de tiempo que el activo sirve para el desarrollo de la actividad del sujeto contable".

Esto quiere decir que si una empresa tiene u

La vida útil y la depreciación de un activo

La vida útil de un activo está estrechamente ligada al concepto de depreciación. De hecho, para calcular la depreciación o amortización de un activo fijo resulta esencial saber (o fijar) su vida útil, así como su valor residual.

Para depreciar un activo y conocer su cuota anual de depreciación (esto es, el valor que va perdiendo año a año) hay diferentes métodos.

El más común, conocido como método lineal, consiste en restar al valor del activo (el importe que se pagó para su adquisición) el valor remanente y dividirlo por la vida útil:

Cuota de depreciación = Valor del activo - Valor residual / Vida útil

Conviene saber, por último, que la vida útil de un activo se puede extender si se efectúan reparaciones o mejoras (como es el caso de la maquinaria).

La vida útil en un programa de facturación

En un programa de facturación con funciones de contabilidad el cálculo de la depreciación de los activos se puede automatizar, siempre y cuando se conozcan la vida útil y el valor remanente, valor que, por su naturaleza no se pueden prestablecer.