Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Claves para cumplir con el derecho de supresión de tus clientes

La gestión de datos es necesaria para el desarrollo de la mayoría de actividades, pero también implica una serie de obligaciones que debes tener en cuenta. Entre ellas se encuentra la de satisfacer, en caso necesario, el derecho de cancelación o supresión de las personas cuyos datos gestionas.


Si para poder ofrecer tus servicios necesitas recopilar datos personales de tus clientes, es importante que tengas en cuenta que estás obligado a gestionarlos conforme a lo que marca la ley, para preservar su derecho a la privacidad y protección de datos.

Y esto -tratar datos personales- es algo que seguramente tendrás que hacer más a menudo de lo que crees, por ejemplo para facturar tus servicios. Pero, ¿qué implica el derecho de supresión de nuestros clientes y cómo podemos asegurarnos de preservarlo?

Si gestionamos datos personales de nuestros clientes, es importante saber cómo debemos gestionar el derecho de supresión.

La normativa vigente sobre privacidad y protección de datos (el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) a nivel europeo y la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD) a nivel nacional) establece que las personas físicas pueden ejercer cuatro derechos sobre sus datos: acceso, rectificación, oposición y supresión (una nueva versión del derecho de cancelación).

Diferencias entre el derecho de cancelación y el derecho de supresión

Antes de la entrada en vigor de la RGPD, en España, la normativa vigente sobre protección de datos era la LOPD, que contemplaba el derecho de cancelación de los usuarios.

Cuando una persona solicitaba ejercer el derecho de cancelación sobre sus datos, el gestor de estos datos debía bloquearlos.

El bloqueo de datos implicaba la restricción de acceso a los mismos. Únicamente continuarían estando accesibles para los máximos responsables del negocio en caso de que se produjese un requerimiento administrativo o judicial sobre los mismos.

La cancelación de datos no implicaba su eliminación inmediata. Estos datos se conservarían hasta que se cumpliese el periodo establecido durante el que debían conservarse.

Con la llegada de la RGPD y la entrada en vigor en España de la LOPDGDD, se actualizó el derecho de cancelación en una versión “mejorada”: el derecho de supresión.

El derecho de supresión permite al titular de los datos personales solicitar que se eliminen sus datos personales completamente y está íntimamente ligado al derecho al olvido. ¿Qué implica eso?

Si como responsable del tratamiento de los datos personales los has hecho públicos, será tu responsabilidad el contactar a los consiguientes responsables del tratamiento e indicarles que supriman los enlaces o copias a estos datos. Por ejemplo si están accesibles a través de una página web o pueden encontrarse mediante un motor de búsqueda en internet.

¿Cuándo puede un cliente ejercer su derecho de supresión?

Si un cliente cuyos datos estás tratando te solicita ejercer su derecho de supresión, deberás comprobar si está en su derecho a ejercerlo.

En cualquiera de las siguientes circunstancias, los titulares de los datos que gestionas pueden solicitar el ejercicio de su derecho de supresión:

  • Cuando los datos personales que recabaste ya no sean necesarios para el fin con el que se recopilaron.
  • Cuando el titular de los datos retire su consentimiento.
  • Cuando el titular se oponga al tratamiento de los datos.
  • Si los datos se han tratado de manera ilícita.
  • Cuando la supresión de datos esté vinculada al cumplimiento de de una obligación legal.

Sin embargo, también hay una serie de supuestos en los que tus clientes no podrán ejercer el derecho de cancelación. Son casos en los que el tratamiento de los datos es necesario:

  • Para ejercer el derecho de libertad de información y expresión.
  • Para que puedas cumplir con una obligación legal vinculada a tu papel como responsable del tratamiento de los datos.
  • Para poder ejercer, defender o formular reclamaciones.
  • Por cuestiones de interés público en temas relacionados con la salud pública.
  • Con fines de investigación o de archivo en interés público.

Como responsable del tratamiento de datos, estás obligado a responder a las solicitudes de ejercicio del derecho de supresión y no hacerlo puede conllevar sanciones muy graves.

Si tienes dudas sobre el impacto del RGPD en las pequeñas empresas, puedes consultar el artículo que publicamos previo a su entrada en vigor en nuestro blog.

Por otro lado, la Agencia Española de Protección de Datos pone a disposición de empresas que necesitan tratar datos con un bajo nivel de riesgo la herramienta Facilita 2.0. Puedes acceder a ella a través de la web de la AEPD.

Recuerda que, además de cumplir con el derecho de cancelación de tus clientes, el Reglamento General de Protección de Datos contempla otra serie de obligaciones y derechos que te conviene conocer. Hablamos de ello en nuestro artículo La protección de datos en tu negocio.

Datos generales: Debitoor permite mediante sencillos pasos organizar tu contabilidad. Debitoor es un programa de facturación y contabilidad diseñado para pequeñas empresas y autónomos. Es simple, intuitivo y eficiente. Comienza ahora gratis. Incluye facturación y gastos, más la gestión total de tu lista de clientes y productos.


Nos importa tu privacidad

Cuando accedes a este sitio web o utilizas cualquiera de nuestras aplicaciones móviles, podemos recopilar automáticamente información, como datos estándar e identificadores, con fines estadísticos o de marketing. Puedes dar tu consentimiento para el procesamiento con estos fines configurando tus preferencias a continuación. Si prefieres no proporcionalo, puedes optar por rechazar el consentimiento. Ten en cuenta que tu navegador aún puede retener cierta información, ya que es necesaria para que el buen funcionamiento de la página. Ten en cuenta que tu navegador aún puede retener cierta información, ya que es necesaria para que el buen funcionamiento de la página. Puedes cambiar tus preferencias de privacidad en cualquier momento cuando regreses a este sitio web.