Empieza 2021 con un periodo de prueba extendido de 30 días en Debitoor

Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Cómo facturar intereses de demora

Los intereses de demora son recargos que se aplican por el impago de una factura. Se deben facturar aparte y sin IVA.


Los intereses de demora son un tipo de recargo que se aplica a una factura impagada. A la hora de aplicarlos, existen, no obstante, algunas dudas.

¿Se deben introducir en la misma factura impagada o se deben facturar aparte? ¿Se les aplica el IVA? ¿Y cómo se calculan los interess? A continuación, tratamos de responder a estas cuestiones.

Facturar intereses de demora

Cuando tenemos una factura impagada, lo primero que tenemos que tener claro es que esa factura no la podemos modificar.

Por lo que si queremos aplicar intereses de demora, estos se deben facturar aparte. O en otras palabras: se debe hacer una factura para los intereses de demora.

Esa factura debe llevar los mismos contenidos que una factura ordinaria. Por lo que cualquier plantilla de factura que cumpla con los requisitos legales sirve.

A continuación te mostramos una factura con intereses de demora generada con el programa de facturación de Debitoor:

Factura por intereses de demora generada con el programa de facturación de Debitoor

¿La factura de intereses de demora lleva IVA?

Los intereses de demora no llevan IVA. Por lo que la factura se debe emitir sin IVA. Así lo señala el artículo 78 de la Ley del IVA.

Según dicho artículo, los intereses de demora no forman parte de la contraprestación del servicio o bien ofrecidos. Por lo que no solo se deben de facturar aparte, sino que debe hacerse sin IVA.

Cómo calcular los intereses de demora de una factura

Para calcular los intereses de demora de una factura impagada tenemos que saber, en primer lugar, el tipo de interés a aplicar.

Este se puede fijar libremente con el cliente a través de un contrato. De no haber contrato, se utilizaría el tipo regulado por ley a través de los Presupuestos Generales del Estado (lo puedes consultar en la web del Banco de España).

Hay una fórmula estándar para calcular los intereses de demora de una operación concreta. Te dejamos a continuación la fórmula:

Intereses = Deuda (el importe que se debe) x (días de demora/365 días) x tipo de interés

Así, si se trata de una deuda de 10.000 euros con 100 días de demora y un tipo de interés de demora del 3,75%, el cálculo y el resultado serían de esta manera:

Intereses = 10.000 x (100/365) x 0,0375 = 102,74 euros.

Recuerda que estos intereses debes facturarlos aparte, es decir, con otra factura, independiente a la factura impagada.

Datos generales: Debitoor es un programa de facturación con el que puedes emitir facturas y registrar los gastos de tu actividad. Es fácil e intuitivo. Comienza ahora gratis.