Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Activo
  2. Derivado

Definición de cobertura

Una cobertura financiera indica una serie de operaciones destinadas a proteger del riesgo determinados activos y pasivos de una empresa o individuo.

Con Debitoor puedes llevar la gestión de tu contabilidad de modo sencillísimo. Comienza ahora gratis.

En el mundo arriesgado de las finanzas existe la cobertura (hedigng, en inglés), un concepto que denota una serie de operaciones destinadas a protegerse del riesgo que conlleva tal o cual activo y pasivo para una empresa o individuo.

La cobertura está muy ligada a los derivados financieros, que son los instrumentos del que se vale una determinada entidad para proteger sus activos y pasivos.

La operación consiste en comprar o vender un activo financiero (ya sean acciones, valores de renta fija o renta variable, tipos de interés, opciones o futuros) relacionado con el activo o pasivo cuyo riesgo se quiere cubrir.

Esta operación no se diferencia de otras más corrientes propias de una cobertura de seguro (un coche, una casa, etc.): al fin y al cabo, se trata de asegurar el valor de la inversión inicial.

No obstante, esta clase de seguro juega en una liga de mayor riesgo: pues se trata de guardarse las espaldas con un instrumento - por lo general, un derivado financiero - que en sí comporta ya un riesgo elevado. Y como en el mito griego de Damocles, los derivados pueden convertirse en espadas que amenazan a su poseedor con perderlo todo (incluso la vida).

Ligado a la cobertura está el concepto "fondo de cobertura" (o hedge fund), que indica un instrumento financiero de inversión que usa las mencionadas coberturas como instrumento financiero.