Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Factura
  2. Factura electrónica
  3. Factura rectificativa

Ajuste contable - ¿Qué es el ajuste contable?

Se trata de una corrección que se hace en contabilidad para imputar los correspondientes ingresos, gastos, pasivos y activos a sus respectivos ejercicios.

Con el programa de facturación y contabilidad de Debitoor no tienes que ser un experto en contabilidad para llevar las cuentas de tu negocio. ¡Pruébalo ahora!

Al cierre del ejercicio contable (por lo general, el 31 de diciembre), es normal que en una empresa se den desajustes en su contabilidad.

Esto puede deberse a ingresos y gastos contabilidazos que pertenencen a otros ejercicios, o a ingresos y gastos no contabilizados todavía del ejercicio en curso.

Para que el resultado contable del ejercicio refleje la realidad de la empresa, conviene, pues, realizar los correspondientes ajustes por el lado de los ingresos y los gastos y por el lado de los activos y pasivos.

Tipos de ajustes contables

Los ajustes contables más comunes son los siguientes:

  • Ajuste por amortización del inmovilizado.

El inmovilizado de la empresa, al someterlo a amortización, genera para la empresa un gasto (es la llamada cuota de amortización, que indica el valor que el inmovilizado va perdiendo).

Al cierre del ejercicio contable, hay que tenerlo en cuenta, por tanto, como un gasto para su ajuste.

  • Ajuste por revalorización de activos y pasivos.

Por motivos legales, la empresa puede estar obligada a realizar una revalorización de determinados activos y pasivos (por ejemplo, revalorizar las acciones por su valor de cotización).

  • Ajuste por ingresos y gastos anticipados.

Se trata de imputar ingresos y gastos futuros a su correspondiente ejercicio (también futuro) contable.

  • Ajuste por regularización de existencias.

Se trata de tener en cuenta las existencias que quedan en el almacén a fecha de 31 de diciembre y calcular la diferencia con respecto a las existencias iniciales a fecha de 1 de enero.

Cuando aumentan las existencias se registran como un ingreso, y cuando disminuyen, como un gasto.

  • Ajuste por deterioros.

Se trata de activos (no sólo los fijos) que pierden valor por motivos excepcionales, como puede ser la deuda incobrable de un cliente en concurso de acreedores.

  • Ajuste por deudas reclasificadas de largo a corto plazo.

Se trata de deudas a largo plazo en el ejercicio corriente que, al comenzar el nuevo ejercicio, pasarán a ser deudas a corto plazo (por ejemplo, un préstamo contratado a fecha de 1 de febrero que se debe devolver en 18 meses).

Ajustos contables y ajustes extracontables

Como la palabra ya indica, un ajuste contable no es un ajuste extracontable. Este último se refiere a las correcciones que una empresa realiza en el resultado contable antes de aplicar los impuestos con el fin de calcular la base imponible del Impuesto de Sociedades.