Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Nómina
  2. Trabajador por cuenta ajena
  3. Salario Mínimo Interprofesional

Seguridad Social - ¿Qué es la Seguridad Social?

La Seguridad Social es un sistema público cuya principal función es proteger a la población frente a situaciones de desempleo, enfermedad o vejez.

¿Eres autónomo o tienes un negocio y quieres aprender más para su correcta gestión? Échale un vistazo a nuestra Guía para pequeñas empresas.

Empresas y trabajadores hacen frente de manera mensual al pago de su cotización en la Seguridad Social. La empresa es la encargada de hacer dicho pago que se compone de la parte del trabajador (previamente retenida de su nómina) y la parte de la empresa.

Por su parte, el trabajador autónomo ha de pagar su cotización directamente a la Seguridad Social.

¿Qué tipos de regímenes existen en la Seguridad Social?

La estructura de la Seguridad Social se compone de dos regímenes diferentes de cotización: por un lado el régimen general y por otro, los regímenes especiales.

La función de estos regímenes es regular la manera y las condiciones en las que los trabajadores contribuyen, en base a su actividad, al Estado de Bienestar.

  • Régimen general: En él se encuentran gran parte de los trabajadores. En él también se incluyen algunos regímenes especiales como el Sistema Especial Agrario, el Sistema Especial de Empleados del Hogar, y el Régimen de Artistas y Profesionales Taurinos.
  • Regímenes especiales: En esta categoría se encuentra incluídos el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, el de los Trabajadores del Mar, el de la Minería del Carbón y el de Funcionarios públicos, civiles y militares.

En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, la empresa es la encargada de retener en las nóminas las cotizaciones de los empleados y de manera mensual paga dicha cuota de los trabajadores y la cuota empresarial que paga por cada uno de ellos.

¿Qué tipos de prestaciones existen en la Seguridad Social?

Las prestaciones son las medidas con las que cuenta la Seguridad Social para solventar situaciones de necesidad o infortunio tales como incapacidad (temporal o permanente), jubilación, desempleo, maternidad, etc.

Existen dos modalidades de prestaciones, la contributiva y la no contributiva:

  • Modalidad contributiva: Dedicada a proteger a los trabajadores y a sus familiares.
  • Modalidad no contributiva: Destinada a aquellas personas que no han cumplido los requisitos de cotización mínima o directamente no han cotizado nunca.