Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

¿Qué es el redondeo?

El redondeo consiste en reducir los dígitos en un valor número.

Con Debitoor es fácil llevar la facturación y contabilidad de tu empresa. Es simple y muy intuitivo. Comienza ahora.

En contabilidad, el redondeo se produce cuando reduces el número de decimales importantes al valor numérico más cercano, ya sea superior o inferior.

En cualquier trabajo con números, el redondeo es necesario con el objetivo de obtener una imagen más fiel de los resultados.

Si un número tiene demasiados decimales, podría ser difícil trabajar con él y, así, el redondeo se hace necesario.

Reglas para el redondeo tradicional

Generalmente, el último decimal será redondeado. Si, por ejemplo, quieres redondear dos decimales, tendrás que redondear el tercer decimal. Si, por ejemplo, quieres tener tres decimanles, tendrás que redondear el cuarto decimal, etc.

Si el número que quieres redondear es superior a 5, el número siguiente se redondea aumentando en 1. Por el contrario, si el número último es inferior a 5, no se ajustará el siguiente decimal, simplemente se eliminará el decimal que se quiere redondear.

En resumen, si el dígito que debe ser redondeado es 5, 6, 7, 8 o 9, entonces el número será redondeado hacia arriba y el siguiente decimal será ajustado de acuerdo a ello.

Si el dígito es 0, 1, 2, 3 o 4, el siguiente decimal se quedará igual y el decimal a redondear se eliminará.

Ejemplo de redondeo

Por ejemplo, tenemos la cantidad 4,6384 y deseamos redondearla a dos decimales. El número se convertirá en 4,64, ya que, el siguiente decimal es 8 (mayor a 5), por lo que el decimal 3 aumenta en una unidad y se eliman los últimos decimales.

Otro ejemplo podría ser redondear el número 17,642 a un decimal. El resultado sería 17,6, ya que, el siguiente decimal es 4 (inferior a 5), así que eliminamos el decimal y dejamos el número redondeado.