Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Factura
  2. Factura electrónica
  3. Factura rectificativa

Hecho imponible - ¿Qué es el hecho imponible?

Es la circunstancia, de índole económica o jurídica, que obliga al pago de un impuesto.

Con el programa de facturación y contabilidad de Debitoor puedes gestionar tu facturación y generar el modelo 303 de IVA automáticamente.

El concepto de "hecho imponible" viene definido en la Ley General Tributaria (art. 20.1) de un modo parco: "El hecho imponible es el presupuesto fijado por la ley para configurar cada tributo y cuya realización origina el nacimiento de la obligación tributaria principal."

En otras palabras, el hecho imponible sería la circunstancia, de carácter económica y jurídica, que obliga al pago de un impuesto. No hay que confundir, pues, hecho imponible con el impuesto en sí. El primero precede - o presupone - al impuesto.

El hecho imponible de los principales impuestos

En España, autónomos y empresarios están obligados al pago de los siguientes impuestos: IRPF, IVA e Impuesto de Sociedades (este último solo para determinadas empresas).

De estos impuestos, el hecho imponible sería el siguiente:

  • IRPF. El hecho imponible derivado de este impuesto a las personas físicas serían los rendimientos de capital y de las actividades económicas, así como los rendimientos del trabajo (la obtención de un salario por parte de un trabajador por cuenta ajena) o las ganancias y pérdidas patrimoniales.
  • IVA. El hecho imponible de este impuesto indirecto por antonomasia sería la prestación de servicios o entrega de bienes, la adquisición intracomunitaria de bienes así como la importación de bienes.
  • Impuesto de Sociedades. El hecho imponible lo constituye la obtención de renta por parte de personas jurídicas u otras obligadas al pago de este tributo.

Por qué es importante no confundir el hecho imponible

A nivel práctico, cualquier autónomo o empresario debe conocer sus obligaciones tributarias; el hecho imponible, al ser un concepto jurídico de mayor abstracción, no resulta tan importante, aunque, como mencionábamos, conviene no confundirlo con el impuesto en sí.

En otras palabras, tanto el autónomo como el empresario saben que están obligados a pagar una serie de tributos por su actividad, no tanto el concepto jurídico que origina dicha obligación.