Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Cómo hacer facturas

Como emprendedor que estás comenzando tu negocio es fundamental saber qué es una factura, cómo se hace, para qué se debe emitir y quién puede emitirla.


¿Qué es una factura?

Los romanos llamaban factura a aquello hecho y acabado. Y eso no es otra cosa que lo que hacen los autónomos y empresarios: hacen una faena o producto, la acaban... y luego la han de facturar.

Una factura es, en términos actuales, un documento de carácter mercantil que muestra la información de una operación de compraventa de un bien o servicio.

De las facturas no puede prescindir nadie que realice una actividad económica. Por eso es bueno saber cómo se hace una factura.

Cómo se hace una factura

¿Tienes que hacer facturas? Está claro que si has llegado hasta aquí es porque sí. No creemos que te dé por hacerlo a la manera tradicional, es decir, con papel y boli.

Pero puede que tengas la tentación de querer hacer facturas con Excel y Word.

Nosotros te ofrecemos la posibilidad de hacerlas con un programa de facturación, que es más funcional y está preparado para este fin (por eso es de facturación), que los polivalentes Excel y Word.

Las ventajas de hacerlo con un programa como Debitoor es que te permite crear facturas, ordenarlas y organizar todo el tinglado de la facturación en un plisplás. Y eso es una ganancia enorme en tiempo y esfuerzos.

¿Quieres probarlo? Te animamos a hacerlo, por los beneficios que te aportará como emprendedor.

CREA TU FACTURA AHORA

Pero esto no quita que no te vayamos a explicar cómo se hace una factura.

Somos conscientes de que en este mundo todavía hay nostálgicos de las manualidades y, desde Debitoor, que apoyamos a los hacedores de sueños, no queremos acabar con los tuyos, por muy anticuados que sean...

Dos facturas hechas con Debitoor

Para que tu factura sea válida necesita cumplir con una serie de requisitos:

  • Título “Factura”: Puede que sea obvio pero si quieres que tenga carácter legal ésta tendrá que contar con un rótulo que aclare que es una factura de compraventa y no un documento de otro tipo de operaciones comerciales o administrativas.
  • Fecha: La fecha de emisión de la factura.
  • Número: Es importante que recuerdes que tus facturas tienen que ser correlativas. Así cuando las presentes a Hacienda no habrá saltos entre el número de éstas.
  • Datos del emisor, es decir, tú o tu empresa: Nombre y apellidos o razón social de tu empresa, NIF y domicilio fiscal.
  • Datos del cliente: Nombre y apellidos o razón social de la empresa, NIF y domicilio fiscal.
  • Descripción de los productos con su precio y porcentaje de IVA.
  • Total de factura: Aquí incluyes el total neto, el importe de IVA y el total bruto.

Recuerda que si existe algún tipo de descuento deberás indicarlo también.

Tipos de factura

Es importante que sepas que existen cinco tipos distintos de factura:

  • Factura ordinaria: Es la normal, la que documenta cualquier operación de compraventa.
  • Factura rectificativa: Como nadie está exento de errores, usarás la factura rectificativa para corregir errores.
  • Factura recapitulativa: Sumariza distintas operaciones económicas dirigidas a un mismo destinatario hechas en un margen de tiempo.
  • Factura electrónica: También llamada e-factura, es igual que cualquier otra pero en soporte electrónico.
  • Factura proforma: Es un borrador, o sea, una oferta comercial antes de finalizar la venta.

Además, la Agencia Tributaria las clasifica en dos tipos en función de sus requisitos legales: factura completa y factura simplificada.

La primera se refiere a cuando la factura cumple con todos los requisitos establecidos por la Ley, que son los mencionados arriba. Mientras que la simplificada no tiene por qué contener toda la información. En la web de la Agencia Tributaria podrás ver los casos en los que se permite la emisión de facturas simplificadas.

plantillas-profesionales-para-factura.png

Quién puede emitir una factura

La ley establece que para poder emitir una factura tienes que ser un sujeto pasivo del impuesto. En otras palabras, tienes que estar registrado como empresario o autónomo para que Hacienda tenga constancia de ello.

Una vez como sujeto pasivo, es decir, profesional registrado, podrás emitir facturas a efectos de IVA.

Ahora no tienes nada que temer. Hacer facturas no parece tan difícil como a simple vista parece.

Consejos para crear facturas

Lo primero que debes saber es que organización es sinónimo de triunfo. Así, comprobarás lo fácil que resulta gestionar tu facturación.

Recuerda repasar los datos incluidos en el documento, rellenando todos los elementos obligatorios.