Guía para empresas y autónomos

Tu programa de facturación y contabilidad

Cómo hacer facturas en inglés

Como empresario o profesional autónomo estás obligado a hacer facturas por las operaciones de compraventa de bienes o servicios. Si es la primera vez que haces facturas en inglés, probablemente tengas dudas sobre cuál es la manera correcta de hacerlo o qué datos son obligatorios.


¿Es necesario hacer facturas en inglés?

La pregunta parece fuera de lugar. Pues, ¿no va esto de cómo hacer facturas en inglés?

Sí, es cierto, esto va de cómo hacer facturas en inglés, pero aun así desde Debitoor creemos que la pregunta es oportuna. ¿Por qué? Muy simple: hay programas de facturación como Debitoor que te permiten hacer facturas en otros idiomas, entre ellos, en inglés, con un solo clic.

¿Tienes un cliente en Francia? Pues le envías la factura en francés y tan contentos. ¿Que el cliente está en Alemania? Pues sorpréndele con una factura en ese jeroglífico lingüístico. Y así con otros idiomas: ruso, italiano, sueco, danés, etc.

¿Para qué preocuparse, entonces? ¿Por qué seguir leyendo si ya has encontrado la solución?

CREA TU FACTURA EN OTRO IDIOMA

Pues aquí te respondemos a la última pregunta (si has llegado hasta aquí, claro): todavía hay amantes de las manualidades, el documento de Word y la hoja de Excel, y hay que respetar estos gustos.

Así que empecemos recordando algo obvio, por si todavía no te ha dado por hacer clic sobre ese botón azul: hay ciertos datos que una factura siempre debe incluir para que se considere un documento legal. Y esto también ocurre con las facturas en inglés.

plantilla-de-factura-en-ingles-con-debitoor.jpg

Así que si vas a crear tu plantilla de facturas en inglés, no olvides incluir los siguientes puntos:

  • Título factura: Para que una factura tenga validez debe llevar el título identificativo de la misma, en este caso, la traducción es Invoice

  • Información de tu empresa: Incluye todos tus datos, razón social, dirección y número de IVA (VAT number) si eres operador europeo

  • Información de tu cliente: Razón social, dirección y número de IVA

  • Número de factura: Como siempre, el número de factura debe ser correlativo. Para introducirlo en tu plantilla, utiliza la traducción Invoice Number

  • Fecha de factura: Invoice date

  • Condiciones de pago y fecha de vencimiento: De cara a posibles impagos, introduce la fecha límite para el pago de la factura – Due Date – y la forma de pago: Terms of payment

  • Listado de productos/servicios: Realiza el desglose de los bienes vendidos con su nombre, descripción, cantidad, unidad, precio unitario y total – name, description, quantity, unit, price y total

  • Desglose de totales: Por último, finaliza tu plantilla con el total neto – total without VAT, importe y porcentaje de IVA – VAT amount %, y el total de la factura: Total Due

Cómo gestiono el IVA europeo en mis facturas

Siempre estás obligado a emitir una factura cuando el destinatario sea una empresa o freelance, la única parte complicada es la gestión del IVA Europeo.

En primer lugar, debes darte de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) para poder deducirte el IVA de tus facturas y tener en cuenta las siguientes situaciones para crear la factura correctamente:

  • Si vendes bienes o realizas prestaciones de servicios a empresas o autónomos de otros países de la Unión Europea, no debes incluir IVA en tus facturas, siempre y cuando tu cliente tenga un número de IVA válido. De no tenerlo, has de aplicar el tipo de IVA correspondiente a tu país.

  • Si vendes bienes a personas particulares de otros países de la Unión Europea, debes incluir en la factura el porcentaje de IVA correspondiente al país de tu cliente. Si se trata de un servicio, has de aplicar el IVA de España (igual que si se tratase de una operación comercial con una empresa o particular domésticos, a no ser que se trate de productos o servicios digitales; entonces has de incluir el IVA del país de tus clientes.

En el primer caso, las operaciones deberán recogerse en el modelo 303 de IVA como información adicional, sin afectar al resultado final; mientras que en el segundo caso, estas transacciones irán en el primer apartado del modelo 303 dentro de IVA devengado de régimen general.