Glosario
Glosario de contabilidad
Socio capitalista

Socio capitalista - ¿Qué es un socio capitalista?

Persona física o jurídica que contribuye con capital a una empresa o sociedad con la finalidad de disfrutar de los beneficios que obtenga. Generalmente no participa en la gestión.

¿Vas a constituir una sociedad? Descubre quién está obligado a ser autónomo en una Sociedad Limitada.

El socio capitalista es un figura importante en el mundo de la empresa. Se trata de una persona - ya sea física o jurídica - que aporta dinero a la empresa pero sin intervenir, generalmente, en su gestión.

A diferencia del empresario, el socio capitalista actúa más bien como un inversor. Su figura, por tanto, predomina en sociedades donde la gestión y la propiedad están separadas.

Socio capitalista: derechos y obligaciones

Los derechos y obligaciones de un socio capitalista varían según la forma jurídica que adopte la sociedad.

Por lo general, los derechos y obligaciones del socio capitalista quedan condicionados por su aportación de capital. En algunos casos, el socio capitalista también puede intervenir en la dirección y gestión de la empresa.

El socio capitalista en una sociedad limitada, sociedad civil y comunidad de bienes

El socio capitalista en una sociedad limitada, sociedad civil y comunidad de bienes es aquel que, por definición, aporta el capital en la constitución de la sociedad.

No obstante, en estas formas jurídicas de sociedad es frecuente que el socio capitalista, entendido en un sentido más laxo (el socio que aporta capital), también asuma labores de dirección y gestión.

En tales casos, el socio capitalista pasa a ser autónomo societario y pasa a tributir como un profesional.

Diferencia entre socio capitalista y socio trabajador

El socio capitalista no debe confundirse con la figura del socio trabajador. Este último sí interviene en el funcionamiento diario de la empresa, con independencia de que cobre por nómina o factura (para más información: ¿Los autónomos societarios pueden ponerse nómina?)

El rol del socio capitalista, en cambio, puede quedar reducido a los derechos y obligaciones derivados de su aportación dineraria en la empresa.

El socio capitalista y el autónomo

Al igual que en el párrafo anterior, no conviene confundir al socio capitalista como un socio trabajador o autónomo societario.

Este último sí interviene en la actividad de la empresa, aunque tenga al menos el 25% del capital de la empresa.

Esto quiere decir que el socio capitalista, per se, no está obligado a darse de alta como autónomo, ya que no ejecuta ninguna actividad.