Glosario
Glosario de contabilidad
Retención de IRPF

Retención de IRPF - ¿Qué es la retención de IRPF?

Es una cantidad del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que se adelanta a la Agencia Tributaria.

¿Eres autónomo? Descubre todo lo que tienes que saber sobre IRPF y retenciones para autónomos.

Las retenciones de IRPF son cantidades de este impuesto que se retraen a los contribuyentes por determinadas rentas.

Estas cantidades, denominadas retenciones, se consideran una suerte de anticipo que se hace a la Agencia Tributaria. El ingreso - conocido como ingreso a cuenta - puede hacerlo directamente el contribuyente o de manera delegada, como ocurre con los autónomos.

Las rentas sometidas a retenciones son:

  • Los rendimientos de trabajo (trabajadores por cuenta ajena).
  • Actividades profesionales y económicas (autónomos).
  • Imputación de rentas por cesión de derechos de imagen.
  • Ganancias patrimoniales.
  • Rendimientos de capital mobiliario
  • Rendimientos de capital inmobiliario

Calcular la retención de IRPF

Como las retenciones se aplican sobre distintas formas de renta, su cálculo depende del tipo de renta.

La Agencia Tributaria, por ejemplo, pone a disposición de los contribuyentes una calculadora de retención de IRPF relativa a los rendimientos del trabajo.

En el caso de los autónomos el cálculo de las retenciones sigue una lógica distinta. Sobre este punto volveremos más adelante.

La retención de IRPF en la nómina

Las nóminas de los trabajadores por cuenta ajena están sometidas a retenciones a cuenta del IRPF.

Las retenciones se aplican según unos determinados tramos que se determinan previamente en los Presupuestos Generales del Estado.

Tramos de retención de IRPF

Los tramos de retención de IRPF en 2020 están fijados de la siguiente manera:

  • Hasta 12.450 €: la retención es del 19%.
  • De 12.450 € a 20.200,00 €: la retención es del 24%.
  • De 20.200 € a 35.200 €: es del 30%.
  • De 35.200 € a 60.000 €: es del 37%.
  • De 60.000,01 € para adelante: la retención es del 45%.

Aparte de estos tramos, existe una escala de carácter autonómico, es decir, un tramo adicional que varía según la comunidad autónoma donde se resida.

Además, a determinados trabajadores por cuenta ajena se les puede aplicar una retención mínima de IRPF si están contratados de manera temporal o en prácticas.

Retención de IRPF para autónomos

Determinados autónomos deben practicar retenciones a cuenta de IRPF en sus facturas. La factura con retención está también regulada.

El tipo a aplicar es del 15%. No obstante, los nuevos autónomos tienen la opción de aplicar el 7% durante los tres primeros años de actividad.

Este porcentaje varía en las siguientes actividades:

  • Retención del 1% en actividades ganaderas de engorde de porcino y avicultura.
  • Retención del 2% en actividades agrícolas y restantes actividades ganaderas.
  • Retención del 2% en actividades forestales.

Alquiler local: retención de IRPF

Para el alquiler del local a un profesional o empresa, se debe aplicar también retenciones en la factura.

El tipo a aplicar es del 19%, siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones:

  • El local está destinado a la actividad profesional o económica.
  • El precio del alquiler supera los 900 euros anuales.

Más información al respecto en "Plantilla de factura para alquilar un local de negocios" y en "¿Puedo alquilar un local sin ser autónomo?".