Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Quiebra
  2. Ratio de solvencia
  3. Cuentas a pagar
  4. Crédito
  5. Comprobante financiero
  6. Suspensión de pagos

Morosidad - ¿Qué es la morosidad?

La morosidad es la práctica por la cual un deudor, persona física o jurídica, no paga al vencimiento de su obligación. En este caso, dicho deudor es conocido como moroso.

Aprende cómo cobrar antes tus facturas con un programa de facturación y evita así la morosidad.

Para que exista morosidad debe haber en poder de ambas partes un documento vinculante legalmente reconocido (facturas, cheques, contratos en general, etc.) en que se especifiquen las condiciones y la fecha de vencimiento de la obligación.

Por lo tanto, no se puede considerar cualquier impago como morosidad.

Si dicho documento no existiera, la deuda tampoco existe legalmente, por lo que lograr el pago de la deuda se complica al no poder proceder contra el deudor de la misma.

El hecho de que un deudor sea moroso, no quiere decir que no vaya a pagar, si no que no ha pagado dentro de las condiciones establecidas. Existen diferentes métodos para garantizar el cobro de la deuda:

  • Factoring: Operación de financiación utilizada para lograr liquidez de manera inmediata adelantando el cobro.
  • Aval: Contrato en el que se garantiza para el pago de una obligación en caso de que el deudor no pudiera hacerse cargo de la misma.
  • Seguro de crédito: Herramienta utilizada por empresas para protegerse del riesgo por impago, tanto en operaciones nacionales como internacionales.

Tasa de morosidad

Normalmente la morosidad se calcula a través de una tasa o ratio. La tasa de morosidad sirve, entre otras cosas, para conocer la salud de una empresa o entidad.

Ésta se calcula dividiendo el valor de los créditos dudosos entre el valor de la cartera de créditos totales.

Los créditos dudosos son aquellos que tienen una antigüedad superior a 90 días o aquellos en los que se considera poco probable que el deudor pague la totalidad de sus obligaciones de crédito.

¿Cómo calcular la tasa de morosidad?

Por ejemplo, si el total de créditos a tus clientes es de 50.000€, y tienes un cliente que lleva 95 días sin pagarte 1.200€ de una factura y otro con una factura de 3.000, de la cual crees que no te va a pagar el 30% de la misma, ésta sería tu tasa o ratio de morosidad:

Ratio de morosidad = [(1.200)+(0.3 x 3.000)]/50.000 = 0.042 = 4.2%

Listas de morosos

Entrar en un fichero o lista de morosos, es bastante sencillo, basta con no cumplir con una obligación de pago y ser reportado por ello.

Sin embargo, salir de una lista de morosos es bastante complicado.

Las listas de morosos son utilizadas por bancos y empresas en general para decidir sobre la conveniencia de empezar una relación comercial, conceder un préstamo, etc. Es decir, formar parte de una lista de morosos a la larga puede traer bastantes problemas.

Existen más de cien lista de morosos vigentes a día de hoy. Las más conocidas son Asnef, Experian y RAI.