Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Proveedor
  2. Mayorista
  3. Empresa

Minorista - ¿Qué es un minorista?

El minorista es el último eslabón en la cadena de distribución, es decir, es el que está en contacto con el consumidor final.

La diferencia entre un mayorista y un minorista es el puesto que ocupan en la cadena de distribución. Descubre más sobre qué es un mayorista en nuestro glosario.

El minorista normalmente compra artículos en grandes cantidades a fabricantes, importadores o mayoristas. El minorista vende sus artículos al consumidor final, a través de una tienda física u online. Esto también se conoce como venta al por menor.

El minorista obtiene sus beneficios con la venta de los artículos al público general a un precio superior que obtuvo él al comprarlo en grandes cantidades.

Tipos de minoristas

Los minoristas se pueden clasificar de muchas maneras; a continuación los clasificamos en función de la línea de productos;

  • Tienda de especialidad: Especializada en una categoría de producto específico, contando con un gran surtido.
  • Tienda de conveniencia: Tienda pequeña que trabaja con productos de conveniencia.
  • Tienda departamental: Gran variedad de líneas de producto
  • Tienda de descuento: Ofrece mercancía estándar a precios reducidos por volúmenes de compra elevados.
  • Minorista de precio reducido: Ofrecen precios más bajos que el resto de minoristas, normalmente fruto de un acuerdo con el fabricante por exceso de stock, irregularidades, etc.
  • Supermercado: Su misión es atender las necesidades del hogar del consumidor.
  • Supertiendas: Más grandes que los supermercados. Ofrecen productos comestibles y no comestibles de compra rutinaria.

Ventajas y desventajas de la existencia de minoristas

Una de las mayores ventajas para el consumidor es que un minorista tiende a ofrecer un trato más cercano a sus clientes y se centra en la atención al cliente.

Además, un minorista suele estar mucho más especializado que un mayorista, por lo que su asesoramiento será más atinado y profesional.

Una de las mayores desventajas es que los minoristas suman costes al producto final, incrementando así su precio de venta.