Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Razón social
  2. Nombre comercial
  3. Patente

Marca comercial - ¿Qué es la marca comercial?

Es un símbolo, asociado a una empresa, que representa un bien o servicio en el mercado.

Descubre con el programa de facturación de Debitoor cómo potenciar tu marca comercial en tus facturas.

Muchas empresas usan diferentes distintivos en el mercado para diferenciar sus productos de los de la competencia.

De esta forma, y siempre desde un punto de vista comercial, se busca identificar determinados productos o servicios con un símbolo y así destacar sobre la competencia.

A este signo o símbolo distintivo es lo que se conoce como marca comercial.

Registrar una marca comercial en España

Para registrar una marca comercial en España hay que dirigirse a la Oficina Española de Patentes y Marcas.

El registro se puede hacer vía telemática o de forma presencial. En ambas formas, hay que rellenar una solicitud que se pone a disposición en la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Para hacer la solicitud hay que abonar unas tasas que se indican en la misma web.

Registrar una marca comercial a nivel internacional

Para solicitarla a nivel internacional, primero la marca debe estar registrada en España. A continuación, se puede solicitar su registro en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Para que quede registrada a nivel internacional, antes los más de 80 países que forman parte de la organización revisarán si esa marca se puede comercializar en su respectivo mercado.

Diferencia entre marca y nombre comercial (ejemplos)

Marca y nombre comercial son conceptos distintos. La marca hace referencia a un signo con el que una empresa identifica sus bienes o servicios.

La marca pueden ser palabras, imágenes, símbolos, cifras, letras o cualquier otro signo distintivo.

El nombre comercial, en cambio, es el modo en que una empresa se identifica en el mercado y se distingue del resto de los competidores. Tampoco tiene que coincidir con su razón social.

La marca se puede registrar y proteger a nivel internacional. El nombre comercial, en cambio, solo se puede a nivel nacional, según las normas del país en concreto.

Por ejemplo, el símbolo de una manzana de color blanco con un bocado en el extremo derecho es la marca comercial de Apple, su nombre comercial, lo mismo que el signo de una D de color blanco y azul es la marca del programa de facturación de Debitoor.