Glosario
Glosario de contabilidad
Licencia de apertura

Licencia de apertura y actividad - ¿Qué es la licencia de apertura y actividad?

La licencia de apertura y actividad es un documento que ha de ser tramitado por el ayuntamiento, el cual certifica que todos los requisitos necesarios para empezar la actividad empresarial se cumplen en un establecimiento.

¿Vas a emprender? Échale un vistazo a nuestro artículo sobre cómo darse de alta como autónomo.

Básicamente este documento certifica que el ayuntamiento permite que ese local abra sus puertas al público. Los técnicos municipales comprobarán que los locales e instalaciones reúnen las condiciones de seguridad, ventilación, iluminación y salubridad requeridas.

Esta licencia se concede al local perse, si no al dueño del negocio. Es importante recordar entonces que cada vez que se cambie de actividad, dueño o algo fundamental en el establecimiento, habrá que volver a pedir esta licencia.

Tipos de licencia de apertura

Existen dos tipos diferentes de licencias de apertura, en función al grado de molestias y riesgos causados por las diferentes actividades:

  • Actividades inocuas: son aquellas actividades que no generan impacto medioambiental o molestias significativas, ni riesgos o daños a bienes privados o públicos y personas.

  • Actividades calificadas: son aquellas opuestas a las inocuas, es decir, consideradas como molestas, nocivas o peligrosas.

Estarán exentas aquellas actividades profesionales, artesanales o artísticas que se lleven a cabo en el domicilio, sin atención directa o venta al público.

El precio de la licencia de apertura

Para calcular el coste de la licencia de apertura y actividad, tendrás que tener en cuenta dos componentes:

  • Tasas del ayuntamiento: Estas variarán en función del municipio. Se tienen en cuenta tres factores: la relevancia comercial de la calle en la que se encuentra el local o establecimiento, el tamaño del local y el tipo de actividad que se va a llevar a cabo.

  • Coste del informe técnico: En función del tipo de actividad (inocua o calificada) y el tipo de proyecto a realizar.

La respuesta del ayuntamiento puede tardar desde varios meses hasta un año.