Glosario de contabilidad

IVA transfronterizo - ¿Qué es el IVA transfronterizo?

El IVA transfronterizo hace referencia a las reglas del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que se aplican en el comercio internacional.

En Debitoor puedes enviar facturas a tus clientes internacionales. Las normas del IVA transfronterizo, parecidas a las de las operaciones intracomunitarias, se aplican automáticamente al indicar el país del cliente en la plantilla de factura.

El IVA es un impuesto sobre el consumo de bienes y servicios, que a nivel de facturación internacional se ha de aplicar de acuerdo a unas reglas especiales.

Conviene no confundir el IVA transfronterizo con el IVA intracomunitario. Si bien este es un tipo de IVA transfronterizo, las normas que se aplican no son exactamente iguales a aquellas que se aplican en las transacciones entre países no comunitarios.

En este espacio nos refereriremos al IVA transfronterizo no intracomunitario, esto es, a las normas de IVA que se aplican en el intercambio comercial entre un país de la Unión Europea (como España) y un país fuera de la Unión Europea.

¿Cómo se aplica el IVA transfronterizo no intracomunitario?

Para hacer una factura a una empresa, profesional o particular de un país no comunitario, se han de tener en cuenta dos criterios básicos:

  • Si se trata de la venta o compra de un bien.
  • Si se trata de la venta o compra de un servicio.

Venta de bienes

Al vender un bien a un cliente no comunitario (ya sea empresa, profesional o particular) no debes aplicar el IVA en la factura.

Eso no quiere decir que no te puedas deducir el IVA de los gastos para elaborar ese bien.

Compra de bienes

Cuando compras un bien con un fin comercial a un proveedor no comunitario, has de pagar el IVA en el punto de importación, es decir, en la aduana, que controla la Agencia Tributaria.

Venta de servicios

Cuando la mercancía que se vende es un servicio, la factura ha de ir sin IVA. Ahora bien, existe la posibilidad de que el vendedor tenga que pagar el IVA si ese servicio se usa en otro país de la Unión Europea.

De igual que forma que con la venta de bienes, existe la posibilidad de poder deducirse el IVA de los gastos en elaborar el servicio.

Compra de servicios

Si se adquieren servicios de un profesional o empresa radicado en un país fuera de la Unión Europea, el comprador ha de pagar el IVA de su país como si fuera él mismo quien prestara el servicio (en este sentido, se usa el procedimiento de la inversión del sujeto pasivo).

El IVA es deducible después.