Glosario de contabilidad

Factura con retención - ¿Qué es una factura con retención?

Es una factura a la que se le aplica la retención a cuenta de IRPF. En otros sectores, como la construcción, se aplica en concepto de garantía.

En Debitoor puedes hacer facturas con retención siguiendo todos los requisitos legales. ¡Pruébalo ahora gratis!

Determinados profesionales y empresarios han de aplicar retenciones a cuenta de IRPF a la hora de hacer facturas.

El IRPF es un impuesto que se aplica a las personas físicas, lo que incluye a profesionales y empresarios. La retención es un concepto fiscal que implica la garantía del pago de una obligación tributaria.

La retención por IRPF, por tanto, alude al anticipo en el pago del IRPF, que afecta tanto a trabajadores por cuenta ajena, trabajadores por cuenta propia (autónomos) y empresarios.

En este espacio sólo aludiremos a las retenciones que profesionales y empresarios han de aplicar a las facturas que emiten.

Quién debe hacer facturas con retención

Las retenciones a cuenta de IRPF solo deben aplicarlas en sus facturas aquellos profesionales o empresarios dados de alta en las secciones segunda y tercera del Impuestos de Actividades Económicas (IAE).

Se trata de actividades profesionales y artísticas que sólo aplican retenciones cuando facturan a otros profesionales o empresarios. Cuando se factura a particulares no se les puede aplicar retenciones a cuenta de IRPF.

Tipo de retención en las facturas

El tipo general de retención a aplicar en las facturas es del 15%. Los nuevos autónomos pueden aplicar el 7% durante los tres primeros años de actividad, siempre y cuando no hayan estado dados de alta como autónomos durante el año anterior.

También deberán aplicar retenciones los autónomos dados de alta en las siguientes actividades:

  • Actividades ganaderas de engorde de porcino y avicultura: 1%
  • Actividades agrícolas y ganaderas (salvo las de engorde de porcino y avicultura): 2%
  • Actividades forestales: 2%

En nuestro blog te enseñamos cómo hacer facturas con retención de IRPF.

Obligaciones fiscales por hacer facturas con retención

Las retenciones que se aplican en las facturas se deben declarar presentando el modelo 130 cada trimestre.

Solo están exentos de presentar dicho modelo aquellos que aplican retenciones a más del 70% de sus facturas.

Las retenciones en facturas en el sector de la construcción

Es frecuente oír hablar de facturas con retención en el sector de la construcción en un sentido distinto al de las facturas con retención a cuenta del IRPF.

Aunque el concepto sustancial es el mismo - se trata de un anticipo -, en la construcción las retenciones no están vinculadas al IRPF ni a ningún otro impuesto, sino a una garantía que el cliente retiene al contratista.

En tales casos, la retención puede estar sometida a IVA o no. Si la obra ha sido entregada, no se le aplica el IVA. Sin embargo, si la obra está en curso, sí se le aplica el IVA como si se tratase de un anticipo.