Glosario
Glosario de contabilidad
Digitalización

Digitalización - ¿Qué es la digitalización?

Es el proceso por el que la tecnología digital se implanta en la economía en su conjunto afectando a la producción, el consumo y a la propia organización, estructura y gestión de las empresas.

Descubre más sobre la digitalización de los negocios en nuestra Guía para autónomos y pequeñas empresas.

A mediados de la década de los 90 del siglo pasado, se acuñó el concepto de economía digital para referirse a cómo las nuevas tecnologías de internet iban a revolucionar la forma de hacer negocios, afectando a aspectos tan diversos como la producción, el consumo y las formas de gestión.

Más de dos décadas después, el concepto de lo digital se ha extendido a toda la sociedad: internet está presente en la vida corriente de muchas personas - no sólo en las empresas - e impregna incluso las formas más tradicionales de vida y sociedad.

La digitalización y los costes

La reducción de costes en las empresas ha sido uno de los efectos más importantes de la digitalización de la economía. La transformación digital ha permitido reducir los costes en diferentes ámbitos como la producción, la mano de obra u otros recursos.

Esto redunda a su vez en un aumento de la productividad.

Además, muchos servicios digitales son per se servicios de bajo coste y al alcance de cualquier usuario, lo que ha hecho aumentar la presión sobre las finanzas de empresas tradicionales que han dado el salto a lo digital.

La digilitazación en las empresas

Hoy en día lo digital está presente en todo tipo de negocios, incluso entre los más tradicionales y analógicos. Por lo que conviene no confundir la digitalización con el e-commerce o comercio electrónico.

Este último es quizá la expresión máxima de lo que entendemos por economía digital; la punta del iceberg. Pero es solo una parte de un proceso que se ha extendido a todas las capas de la economía, los negocios y la sociedad.

La tecnología digital está presente en el día a día de las empresas y se manifiesta en aspectos aparentemente tan triviales como el correo electrónico, la página web corporativa y los smartphones.

La comunicación corporativa, tanto entre empleados como entre empresas, clientes y proveedores, también se ha visto transformada por la irrupción de lo digital.

En definitiva, la digitalización de las empresas - no sólo las propiamente digitales - afecta a diferentes aspectos de su estructura y organización, aunque de forma desigual según el sector y la actividad.

La digitalización de la gestión corporativa: la facturación y la contabilidad digitales

En la actualidad es difícil encontrar empresas o autónomos que no usen herramientas de gestión digitales. En mayor o menor medida, casi todas los negocios usan softwares digitales de diverso tipo: programas de facturación, correo electrónico, CRM, gestor de proyectos, gestor de contenidos, etc.

La facturación es uno de los elementos que más se han digitalizado en el mundo de los negocios, especialmente con la aparición del cloud computing o programación en la nube.

El llamado software como servicio (o SaaS, por sus siglas en inglés) remite a aplicaciones basadas en la nube que permiten a los usuarios, con solo una conexión a internet, hacer uso de distintos servicios como el de la facturación.

Este tipo de servicio se ha extendido también a la contabilidad de las empresas, que ahora cuentan con más herramientas contables de índole digital como el pago online, el sistema OCR, las apps para móviles o la integración bancaria.