Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Activo
  2. Liquidez

Definición de derivado

Un derivado es un producto financiero cuyo precio parte del precio de otro activo.

Con Debitoor puedes llevar la gestión de tu contabilidad de modo sencillísimo. Comienza ahora gratis.

En el mundo financiero, un derivado es un producto cuyo valor de cotización se basa en el precio de otro activo.

A ese otro activo se le llama subyacente y pueden ser acciones, valores de renta fija o renta variable, tipos de interés, materias primas, bonos de deuda o índices bursátiles.

Características de un derivado financiero

Un derivado lo definen los siguientes aspectos:

  • Por lo general, cotiza en los mercados bursátiles, pero también puede hacerlo en mercados no organizados.
  • Su precio varía dependiendo del precio del activo subyacente.
  • Su inversión inicial es pequeña o nula, si se compara con otro tipo de intrumentos financieros.
  • Se ha de liquidar en una fecha segura.

Respecto a su tipología, hablamos a grandes rasgos de dos tipos de derivados:

  • Futuros. No hay que invertir nada para adquirirlos, pero se contrae la obligación de pagarlos. Suponen un riesgo elevado, pero también grandes beneficios.
  • Opciones. Al invertir sobre ellos hay que desembolsar una cantidad (por lo general pequeña). Significa una apuesta con menor riesgo que los futuros, pues si se pierde, el límite de la pérdida será la cantidad previamente desembolsada. Ahora bien, de obtener beneficios éstos pueden ser ilimitados.

Por qué los derivados

Los derivados financieros aparecieron en los años setente del siglo XX en un contexto económico inestable: tasas de precios e inflación más volubles, déficits públicos ascendentes, variabilidad de los tipos de cambio, etc.

Este nuevo escenario llevó al mundo financiero a innovar con un nuevo instrumento para gestionar el riesgo. La idea esencial es que en un entorno regido por la incertidumbre es posible convertir el riesgo en beneficios.