Glosario de contabilidad

Más de 150 entradas en nuestro glosario de contabilidad

  1. Pasivo
  2. Balance de situación

¿Qué es un cliente?

Es una persona física o jurídica que recibe un servicio o adquiere un bien a cambio de un dinero u otro tipo de retribución.

Con Debitoor, programa de facturación, puedes llevar la gestión de clientes y enviarles facturas de un modo sencillo e intuitivo.

En toda transacción comercial se dan dos partes: la del vendedor, o proveedor del servicio o bien, y las del comprador.

Este último es el denominado cliente, esto es, una persona física (particular o autónomo) o persona jurídica que adquiere dicho bien o servicio a cambio de una transacción monetaria o artículo de valor.

Cuándo el cliente ha de recibir una factura

No es obligatorio emitir una factura en toda transacción económica.

Cuando el cliente es un particular, por ejemplo, el vendedor no está obligado a darle una factura a no ser que el primero la exija para fines tributarios.

Solo hay que enviar obligatoriamente una factura en los casos que se detallan en la normativa de facturación, como cuando el cliente es un autónomo o profesional o una empresa.

El cliente en el proceso de facturación

El concepto de cliente, por motivos obvios, no se puede desligar del de facturación. Sin ir más lejos, uno de los contenidos imprescindibles de una plantilla de factura son los datos del cliente.

Estos datos se resumen en:

  • Nombre o razón social, según sea autónomo o empresa.
  • NIF o CIF.
  • Dirección.

También se pueden añadir datos como el email o el teléfono, aunque fiscalmente hablando no sean necesarios.

La gestión de los clientes en un programa de facturación

La gestión de los clientes en un software de facturación es imprescindible para llevar un control razonable no sólo de la facturación sino también de la contabilidad.

Por gestión de clientes se entiende:

  • Una lista completa de todos los clientes.
  • Un histórico de todas las facturas enviadas por cada cliente.
  • El volumen de dinero facturado por cliente.
  • Una comunicación fluida y ágil para subsanar errores o hacer rectificaciones en las facturas emitidas.

Hoy en día, casi todos los programas de facturación incluyen algún tipo de CRM (Customer Relationship Management) para llevar una gestión más personalizada y eficaz con el cliente.