Glosario
Glosario de contabilidad
Base de cotización de autónomos

Base de cotización de autónomos - ¿Qué es la base de cotización de autónomos?

Es la remuneración mensual de referencia que un autónomo elige para el pago de sus cotizaciones a la Seguridad Social.

¿Eres autónomo y estás interesado en tu cotización? Descubre más en cómo es la cotización de un autónomo.

La base de cotización es un concepto que atañe tanto a trabajadores por cuenta ajena (asalariados) como a trabajadores por cuenta propia o autónomos.

Se entiende como la remuneración bruta que un trabajador percibe al mes y que se establece por ley cada año con la aprobación de los Presupuesetos Generales del Estado (PGE).

La base de cotización de un autónomo determinará la prestación por desempleo, la prestación por incapacidad temporal así como la jubilación contributiva.

La base de cotización en los autónomos

En los autónomos la base de cotización consiste en una remuneración de referencia para el pago de su cuota de cotización mensual.

Eso quiere decir que la base de cotización que un autónomo elige no tiene por qué reflejar su facturación real.

De hecho, el autónomo, a diferencia del trabajador por cuenta ajena, puede elegir libremente su base de cotización con independencia de sus ingresos reales.

La base de cotización y la cuota de cotización

La elección de la base de cotización determina la cuota de cotización que el autónomo debe pagar cada mes a la Seguridad Social.

La cuota de autónomo se calcula en base de dicha base. En concreto, la cuota supone el 30% de la base de cotización, repartida de la siguiente manera:

Hasta 2019 la cotización por contingencias profesionales era optativa.

Las bases de cotización del autónomo

Cada año el Gobierno fija por decreto-ley la base mínima y máxima de cotización. Dichos topes se recogen finalmente en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

En 2019, la base mínima de cotización de los autónomos es de 944,35 euros mensuales. La base máxima, por su parte, es de 4.070 euros.

En concepto de cuota, se trata de 283,3 y 1.221,03 euros mensuales respectivamente.

A los mayores de 47 años, los topes de cotización se restringen a 1.018,50 (mínima) y 2.077,80 (máxima).

La elección de la base de cotización y las prestaciones sociales

La base de cotización que se elija determinará la calidad de las prestaciones sociales. Esto es: a mayor base de cotización, mayor prestación por desempleo, por incapacidad temporal y por jubilación.

En la actualidad, la mayoría de autónomos cotiza por la base mínima (alrededor del 85%), lo que implica una peor prestación y asegura una jubilación más precaria.

Al respecto puedes leer más en nuestra Guía para autónomos y pequeñas empresas: "Qué riesgos corre el autónomo que cotiza por la mínima".