Nombre comercial o razón social: ¿cuál poner en tu programa de facturación?

Nombre comercial y razón social (o nombre y apellidos, en caso de autónomos) son conceptos distintos. Tal distinción hay que tenerla en cuenta cuando se trabaja con un programa de facturación, pues al hacer facturas surgen preguntas como: ¿puedo poner mi nombre comercial en lugar del nombre o razón social?

A continuación te explicamos las diferencias y cuál debes usar en tu facturación.

La razón social siempre debe aparecer en las facturas que hagas en tu programa de facturación

Diferencias entre nombre comercial y razón social

El nombre comercial es el nombre con el que una empresa o autónomo se distinguen en el mercado. Para poder usarlo en exclusiva, debe registrarse en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

La razón social es la denominación de una persona jurídica y así queda registrada en el Registro Mercantil Central (RMC), en la Agencia Tributaria y en la Seguridad Social.

A efectos jurídicos, por tanto, la razón social es el nombre válido para la empresa. A efectos comerciales no tiene por qué ser así: la empresa puede haberse decantado por usar un nombre comercial distinto - por los motivos que sean - y registrarlo en la oficina de patentas para su uso exclusivo en el mercado.

Nombre comercial y razón social en tu programa de facturación

La facturación en España está regulada por el reglamento de facturación, cuya última modificación fue en 2012.

Ahí se especifica, entre los contenidos obligatorios de una factura (que puedes consultar en nuestra página sobre plantillas de factura), que debe constar el "nombre y apellidos, razón o denominación social completa, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones."

En otras palabras, en las facturas siempre debe constar la razón social (o el nombre y apellido en caso de los autónomos). O lo que es lo mismo: el nombre comercial no se puede usar, en las facturas, en lugar de la razón social.

Esto no quiere decir que no se pueda usar. Ahora bien, debe usarse junto a la razón social, nunca como sustituto.

Cómo potenciar tu nombre y marca comercial con tu programa de facturación

Un nombre comercial también va a sociado a una marca comercial, pues ambos conceptos, aunque distintos, aluden a la dimensión comercial de una empresa.

Aunque el nuestro es un software de facturación, también hacemos hincapié en la importancia de potenciar tu marca comercial en las facturas.

Así, el usuario de nuestro programa puede usar las siguientes herramientas:

  • Subir el logo de su empresa, principal exponente de la marca comercial de una empresa.
  • Diseñar la factura.

Como puedes apreciar, la facturación no tiene por qué estar reñido con lo comercial. Es más, son perfectamente compatibles. Y es deseable que así sea.

Escrito por Javier LópezJavier López, 19 Julio 2019 en Fiscalidad e impuestos