Modelo de factura en italiano: todo lo que has de saber

El 7% de las exportaciones españolas van a Italia, un país cuyos vínculos culturales y políticos con España se remontan a la Roma clásica (en una época en la que la Península Ibérica era el Dorado del Imperio latino).

Un 7% puede no parece tanto. Pero si uno echa un vistazo al pastel de las exportaciones españolas, verá que casi la mitad lo conforman solo cinco países, los cinco europeos (por orden de importancia): Francia, Alemania, Portugal, Italia y Reino Unido.

Ofrece un buen servicio a tus clientes italianos con facturas en italiano.

En efecto, Italia es el cuarto país más importante para nuestras empresas exportadoras (y nuestro cuarto proveedor extranjero). De ahí la necesidad de disponer de modelos de factura en italiano, para ofrecer el mejor servicio posible a uno de nuestros socios más importantes.

Conceptos básicos de un modelo de factura en italiano

El italiano tiene la ventaja de parecerse al español (es lo que tiene estar hermanadas por un mismo origen: el latín). Pero conviene no confiarse, por eso de los llamados falsos amigos, fuente, en muchas ocasiones, de imprevisibles malentendidos.

Si usas Debitoor, nuestro programa de facturación, puedes hacer facturas en italiano con facilidad: lo tienes al alcance de un clic en las opciones que te da la plantilla de factura.

Aun así, nunca está de más conocer los elementos básicos de una factura en italiano que, en su mayor parte, por ser tan obvios no hará falta traducirlos al castellano:

  • Fattura.
  • Numero della fattura (abreviado: N. fattura).
  • Data fattura. Consiste en la fecha de emisión.
  • Data di scadenza. Es la fecha de vencimiento.

Estos datos han de figurar en la parte superior junto a los datos del cliente: nombre o razón social, dirección y CIF o NIF, que en italiano se conoce como Codice fiscale.

A continuación, has de detallar el producto o servicios que ofreces a tus clientes, del siguiente modo:

  • Descrizione.
  • Quantità.
  • Unità.
  • Prezzo.
  • Importo.

La parte final es la mejor y quizá la que menos le guste a tu cliente. Ahí viene el importe final, así como el importe neto y el IVA:

  • Imponibile. Se trata de la base imponible (del importe antes de IVA).
  • IVA (no requiere traducción).
  • Totale.

El conjunto lo puedes ver mejor (y descargarte la plantilla de factura para Word y Excel) en la página de Debitoor Italia "Modello di fattura".

¿Qué hago con el IVA en un modelo de factura en italiano?

Italia forma parte de la Unión Europea, por lo que en este caso se aplica lo que se llama IVA intracomunitario. Las reglas son así de claras:

  • Los productos y servicios que vendas a otra empresa o profesional en Italia van sin IVA.
  • Los servicios que vendas a un particular en Italia van con el debido tipo de IVA español, a no ser que se trate de servicios electrónicos, que se gravan con el correspondiente tipo de IVA italiano.

Sobre las reglas del IVA intracomunitario, te recomiendo leer "Cómo hacer facturas a otros países de la UE". Ahí encontrarás información más detallada.

Escrito por Javier LópezJavier López, 26 Enero 2017