La plantilla de factura de un artesano

Como artesano autónomo ofrecer un servicio de calidad es importante. La calidad no sólo se encuentra en el producto trabajado, con un toque personal, pero también en una buena factura.

Ser artesano no significa que no debas ofrecer una factura a tu cliente, te la pida o no. Sin embargo, recuerda que existen ciertos requisitos a tener en cuenta cuando vas a hacer facturas.

Descubre a continuación cómo es la plantilla de factura que tienes que usar. De veras que no quieres equivocarte.

Presta atención a la información más importante de tu plantilla de factura

Todas las facturas sin importar si eres carpintero, ceramista, escultor o ebanista tienen que cumplir unos requisitos mínimos. Por tanto deberás introducir la siguiente información en tu modelo de factura:

  • Título Factura, aunque suene lógico
  • Tus datos personales: Nombre y apellidos
  • Domicilio fiscal, la dirección donde tienes registrado tu negocio
  • Datos de tus clientes: Nombre, apellidos y dirección
  • Número de factura, deberá ser correlativo a las anteriores facturas
  • Fecha de factura
  • Información del producto: Descripción, importe y porcentaje de IVA
  • Total de la factura: subtotal, IVA aplicable y el total a pagar.

¿Tu plantilla contiene todo esto? Esto significa que estás facturando bien. Sin embargo, es importante ver si también hay otros aspectos que debas cumplir en tu facturación.

Los artesanos también facturan con plantillas de factura

Los pasos previos del artesano a rellenar la plantilla de factura

Como artesano autónomo, para desarrollar tu profesión necesitarás estar dado de alta como autónomo en la Seguridad Social y en Hacienda.

¿Esto qué supone? Básicamente que tendrás que pagar tu cuota mensual de autónomo y estar registrado en el epígrafe correspondiente del Impuesto de Actividades Económicas o IAE de la Agencia Tributaria. Para ello deberás cumplimentar el modelo 037 de alta para autónomos.

En tu caso, como artesano, pertenecerás al epígrafe 861, de la sección segunda, agrupación 86, del Impuesto de Actividades Económicas. Aquí se encuentran, pintores, escultores, ceramistas, artesanos, grabadores y artistas similares.

La parte fiscal de las plantillas de factura para artesanos

Ahora que ya sabes qué información básica tienes que introducir en tus facturas y cómo debes estar registrado como artesano autónomo, es importante que sepas qué impuestos debes declarar en tu factura.

Lo fundamental es el IVA, ¿verdad? Deberás aplicar el IVA a tus productos. En la facturación por artesanía lo general es incluir el 21% de IVA.

Por otro lado, como artesano deberás aplicar una retención de IRPF en tus facturas del 15%, pero si eres un autónomo de nuevo inicio, es decir no has realizado actividad profesional durante el año pasado, puedes aplicar el 7% durante los tres primeros años.

Cómo te ayuda un programa de facturación si eres artesano

Ya trabajabas bastante con las manos, ese es tu negocio. Deja al menos algo a la tecnología online. Puedes probar a usar un programa de facturación en vez de hacer facturas con Excel.

Tu factura es 100% legal. No tienes que preocuparte por no haber incluido el número de factura o la fecha, ésta se pone de manera automática.

Deja descansar tus manos haciendo facturas en segundos. Es mucho más rápido, tienes que hacer menos clics y teclear menos que en Excel, por no mencionar si las tienes que hacer a manos.

Tu producto puede seguir siendo artesano mientras que tu factura puede ser enviada por correo electrónico. Seguro que tu cliente aprecia que le llegue la factura en paloma mensajera, pero seamos realistas, quiere un medio más rápido y seguro como el e-mail.

Tendrás una mejor organización de tus facturas. Como artesano esto es muy importante para ti. El orden de tus herramientas es esencial. Piensa en las facturas como herramientas de tu trabajo.

Puedes conseguir que tus clientes te paguen antes. La mayoría de programas de facturación, como Debitoor, incluyen la posibilidad de pagos online. Deja que te paguen al momento de recibir la factura por e-mail.

Controlar el estado de tus facturas es más fácil. Con Debitoor envías la factura y ésta se marca como enviada. Te la pagan y ésta se marca como pagada. Sencillo, como puedes ver.

Escrito por Sergio Lozano ÁlvarezSergio Lozano Álvarez, 9 Diciembre 2016