Cómo consignar los gastos de transporte en una plantilla de factura

Entre los contenidos de una plantilla de factura se encuentran dos aspectos de especial relevancia:

  • La descripción de los productos o servicios.
  • El tipo de IVA a aplicar (o si está exento de tal impuesto).

Decimos que son relevantes porque, al fin y al cabo, una factura no es más que la documentación de un intercambio comercial y es la prueba y justificante para luego declarar dicho intercambio a Hacienda.

De ahí que sea preciso aclarar qué se va a intercambiar y consignar el tipo de IVA que se aplica en el intercambio.

Los gastos de transporte se deben consignar con IVA en una plantilla de factura

Los gastos de transporte en una plantilla de factura: ¿Con o sin IVA?

Uno de de esos servicios que más confusión causan entre autónomos y empresarios a la hora de hacer facturas son los gastos de transporte: ¿Cómo hay que consignarlos? O por decirlo con más concreción: ¿Se les aplica el IVA? Y si es así: ¿Qué tipo de IVA?

En su versión más sencilla, cuando se entregan unos productos a un cliente y en la factura se añaden los costes del transporte, se les debe aplicar el IVA.

El tipo de IVA ha de coincidir con el de la mercancía. Es decir, si los productos tienen un IVA del 21%, los costes del transporte también.

Los gastos de transporte como suplidos en una plantilla de factura

En su versión más compleja, nos encontramos con otra situación que explicaremos con un ejemplo: un empresario o autónomo vende unos productos a un cliente y éste los recibe directamente del proveedor.

Si el transporte es por cuenta del cliente, se considera un suplido, por lo que no se le debe aplicar el IVA de la mercancía (ni ningún IVA). Ahora bien, si el empresario o autónomo repercute los costes del transporte al cliente, entonces se tratan como indicábamos en el apartado anterior: con IVA.

Estas dos situaciones se han de tener claras, se lleve la facturación o no con un programa de facturación.

Escrito por Javier LópezJavier López, 7 Noviembre 2017